Logias españolas del GODF: Comunicado ante el anuncio del cese definitivo de la violencia terrorista de ETA

Ante el anuncio de “cese definitivo e incondicional” de la actividad armada de la organización terrorista ETA, Las logias ubicadas en España adscritas a la más antigua de las obediencias masónicas de la Europa continental, el Gran Oriente de Francia,

 

DICEN

 

Que al suscribir este comunicado, queremos tener en primer lugar un recuerdo para los hombres y mujeres víctimas de las acciones de terror llevadas a cabo por la organización ETA. Recordamos a aquéllos a quienes se les arrebató la vida; a los que resultaron heridos; a todas las familias que vieron cercenada su felicidad y en las que el dolor dejó una huella ya indeleble. A todos ellos honor y reconocimiento.

 

Que durante casi medio siglo los españoles hemos convivido con una situación de violencia política intolerable. Ni tan siquiera la restauración de la democracia en nuestro país fue suficiente para poner fin a la barbarie. Sin embargo, en este momento, tras el anuncio hecho por la organización terrorista de “cese definitivo e incondicional” de toda acción violenta, las logias españolas del Gran Oriente de Francia reafirmamos, como siempre lo hemos hecho, nuestro compromiso con la construcción de una sociedad de la que se destierren rencor y violencia; una sociedad verdaderamente democrática donde la palabra y el pensamiento puedan emitirse y formarse en plena libertad; una sociedad sin miedo, capaz de avanzar unida.

 

Que somos conscientes de cuál es la realidad y de cuánto queda por hacer; y que sabemos que una vez derrotado el terror se ha de construir la paz: Las logias españolas del Gran Oriente trabajarán activamente por ese logro, difundiendo los valores fundamentales sobre los que se ha de asentar toda democracia. 

 

Así lo afirmamos y suscribimos, con la esperanza y confianza puestas en que España conozca por fin una paz sin adjetivos y en plena libertad. "

 

 

Documento: Logias españolas del GODF: Comunicado ante el anuncio del cese definitivo de la violencia terrorista de ETA