In memoriam

 

      Nuestro Querido Hermano Pepe Mantero, fundador junto con otros hermanos de esta Respetable Logia y que nos dirigió durante 3 cursos masónicos como Venerable Maestro, nos ha dejado el pasado sábado, ha partido hacia el Oriente Eterno, agradecemos a todas las logias y hermanos las condolencias manifestadas y el habernos acompañados tanto con su presencia física como en el corazón en estos tristes momentos.

Sit tibi terra levis

            Transcribo parte de las palabras que en nombre de todos sus Hermanos le dirigió una hermana del taller.

       “Es inevitable no preguntarse por qué te has ido, buscando respuestas que no existen. Pero hay una cuestión que se eleva, que trasciende, y es la de saber qué hacemos con nuestro tiempo, con el tiempo en el que estamos vivos. ¿Hacemos lo que queremos con nuestras vidas? Pepe lo hizo.

       Pepe vivió como quiso vivir, leal a sus ideas y fiel a sus principios. Fue un hombre libre que rompió cadenas enfrentándose a los más poderosos titánes.

      Pepe trató a todo el mundo por igual porque entendía que todos somos parte de la gran familia humana.

        Pepe fue un buen hombre, fue una gran persona y un gran masón.

        Fue nuestro amigo, nuestro hermano, nuestro maestro.

      Es difícil decirle adiós a alguien cuando no quieres que se vaya, pero Pepe no se irá nunca porque era Luz, una luz que iluminaba todas nuestras vidas, dejando tanto dentro de cada uno de nosotros que siempre seguirá vivo.

       Vayas donde vayas, amigo, que tengas buen viaje. Te queremos.

 ¡¡¡Gimamos, Gimamos, Gimamos….pero esperemos.¡¡¡“

 

 

       Nuestro Querido Hermano, situado a la derecha durante su última tenida, oficiando en esta ocasión como Gran Experto, dibujo por gentileza de un hermano portugués.