Abdelkader, masón y padre de Argelia

El emir Abdelkader: filósofo, musulmán, figura histórica de la lucha argelina contra la descolonización, francmasón.

Nacido el 6 de septiembre de 1808 cerca de Mascara (Argelia), murió el 26 de mayo de 1883 en Damasco (Siria). Durante quince años luchó contra el cuerpo expedicionario de las Troupes d´Afrique, durante la conquista de Argelia por Francia. Escritor, poeta, filósofo y teólogo sufí, es considerado el padre de la nación argelina, símbolo de la resistencia de Argelia contra el colonialismo y la opresión francesa.

Enseñó teología en la Mezquita de los Omeyas en Damasco. En julio de 1860, cuando exaltados musulmanes y drusos libaneses llegan a la ciudad, atacaron los barrios cristianos, donde masacraron a más de tres mil de sus habitantes. Abdelkader se les enfrentó por la fuerza para defender a las familias cristianas que corrieron a refugiarse al barrio argelino. Por ello, fue galardonado con la Gran Cruz de la Legión de Honor y con la Orden de Pío IX, además del agradecimiento del zar, así como el agradecimiento y reconocimiento de varias Logias masónicas.

La Logia Henri IV, de acuerdo con el Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, propone a Abdelkader recibir la Luz. El emir responderá afirmativamente en febrero de 1861 y será iniciado en la Logia Les Pyramides, al Oriente de Alejandría, durante su peregrinación a la Meca.

Su fidelidad a los ideales masónicos le harán rechazar la oferta del Kaiser de volver a dirigir Argelia, tras la derrota de Sedan en 1870.